NINTENDO

Nintendo sufre una repentina caída en Bolsa